bear-grylls.jpg

Una de las aventuras de El Último Superviviente o A Prueba de Todo, es una misión por el Círculo Polar Ártico, una zona del mundo bastante amplia y que desde luego presenta condiciones tan extremas como las que se pueden dar en un lugar como Groenlandia. Bear Grylls realiza una aventura muy extrema, sobe todo porque es una zona donde las condiciones son bastante complicadas. Como dato, comentar que la temperatura de esta zona del mundo puede alcanzar unos 50 grados bajo cero, que sin duda es una temperatura bastante extrema para cualquier persona.

La entrada de nuestro superviviente no podía ser más interesante que la que nos muestra, ya que se deja caer de un helicóptero, debido a que aterrizar en un lugar tan helado es bastante complicado. Se lleva consigo una serie de herramientas fundamentales y sobre todo una gran cantidad de ropa de abrigo, porque el frío es muy intenso y se debe ir muy abrigado a este tipo de lugares tan extremos. Es realmente sorprendente ver un paisaje tan helado como el que se nos muestra en el vídeo, con una capa gruesa de blanco que realmente sorprende y aterra al mismo tiempo.

A partir de ahora, el superviviente se enfrenta a grandes peligros como el frío, el viento helado y también tendrá que hacer frente a la búsqueda de comida, que es uno de los grandes retos a los que se enfrenta el superviviente en una zona tan extrema como el Ártico, que es uno de los lugares más helados de la Tierra y que por lo tanto son complicados.

Foto|Bowen